¡Es hora de hacer justicia!

Nadie sabe nada, nadie vio lo sucedido y todo mundo se hace el loco cuando se trata de identificar a algún justiciero. La Ciudad de México, el EdoMex y alrededores han sido testigos, desde hace un tiempo, del surgimiento de personas, verdaderos valientes que se han levantado en armas ante la libertad con que el crimen organizado ha llegado a robarse la tranquilidad de los ciudadanos.

¡Por fin alguien se está dignando ponerle un alto a los malos! Qué más puede alegrarnos en un país donde a diario mueren miles de inocentes, sin que el sistema levante una sola ceja por el tema. Pero no tenga que ver el asunto con impuestos, porque todos los funcionarios públicos se erizan como gatos roñosos y abren los ojos para que nos les roben ni una sola moneda.

México, en general, es cada vez más un territorio sin ley, verdadera anarquía donde manda el más fuerte, el más rápido en sacar la pistola, la navaja y hasta el palo de la escoba.

La consigna es siempre la misma “no nos vamos a dejar y somos más los buenos”. ¿Será?

En un país sin ley, ya no hay oportunidad para marcar el territorio entre los buenos y los malos, solamente sobreviven aquellos que actúan con inteligencia, eso aunque algunas veces el asunto sea para mal.

Justicieros, guerrilleros, policías comunitarias o autodefensas, hay tantas maneras para nombrar lo que solamente es una respuesta ante la injusticia. Un montón de ciudadanos se cansaron de esperar a la ley y se pusieron a resolver lo que el gobierno no pudo. Mucho más allá de dilemas morales, al menos debería alegrarnos que la sociedad todavía tiene capacidad de reacción.

Sean criminales o no, esos ciudadanos y los que en años siguientes veremos surgir, son la consecuencia obligada de un México completamente sumido, primero en el miedo, luego en el caos y al final en la justicia por mano propia.

Quién sabe, puede que mañana a ti te toque poner en su lugar a uno de esos gandayas que se creen valientes porque cargan con un arma en la mano. Nada más córrele rápido porque si te atrapa la policía, entonces sí te van a refundir en el bote para hacerle justicia al desgraciado criminal que te echaste a la bolsa.

Hoy es el tiempo de cobrarles todas las que nos deben y demostrar que, efectivamente, somos más los que queremos un México justo, transparente y en paz.

@lagotaderramada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s