Adiós a Yupik

Tiene 27 años y desde los tres meses está encerrada en una jaula. Su nombre es Yupik, es una osa polar que vive en el zoológico de Morelia, Michoacán, debido a que sus padres fueron asesinados en vida salvaje y ella tuvo que pasar sus días en cautiverio.

En condiciones lógicas nada tendría que estar haciendo un oso polar en el clima de México. Sin embargo, la situacion amenazante de la caza ilegal, obligo a que Yupik fuera capturada y trasladada desde Alaska, con tal de salvar su vida.

A nivel mundial hay 19 especies de osos polares, de las cuales cinco están en peligro de extinción, pero no solamente por los cazadores furtivos, sino incluso por el calentamiento global, que está acabando con sus hogares naturales.

Imagina pasar toda tu vida viendo el mundo a través de una reja. Sin poder salir, en un calor asfixiante, completamente sola y aburrida, y sin posibilidad alguna de reproducción; Yupik ya es anciana, su expectativa de vida no es mucha y vive los estragos del encierro.

Pese a lo anterior, Yupik tiene una esperanza desde hace varios años. La organización Zoochek, que rescata animales salvajes en cautiverio, gestiona su traslado hacia un santuario, donde ella podría pasar sus últimos años.

El problema es que el gobierno de Michoacán ha puesto muchas trabas para que el animal salga del zoológico. Es claro que es una de las principales atracciones que tiene el zoológico de la capital del estado, lo que atrae turismo, derrama económica y hasta reputación.

Pese al trabajo de organizaciones estatales, nacionales e internacionales, hace muchos años que no se lograba cambiar la posición de las autoridades, respecto a la ubicación de este animal. Incluso se hicieron modificaciones a su hábitat en el zoológico, ya que antes ni siquiera contaba con un área climatizada y vivía bajo los rayos del sol.

Por fin en 2017, Zoochek anunció que el gobierno michoacano aprobó el traslado hacia un santuario en Reino Unido, aún con los riesgos que eso implica, debido a que la osa no está en las mejores condiciones de salud.

Médicos veterinarios y expertos en comportamiento animal, vigilarán que el viaje se haga bajo los parámetros adecuados, aunque nada asegura que Yupik sobreviva, porque el estrés podría hacerle una mala jugada.

Miles de animales viven, al igual que Yupik, encerrados en zoológicos, debido a que están en peligro de extinción, pero también a que se utilizan como entretenimiento y negocio. La tendencia actual es a eliminar los espectáculos con animales de todas las especies, debido a que, en la mayoría de los casos, eso implica situaciones de maltrato, estrés y muerte prematura.

@LAGOTADERRAMADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s