Me da miedo mi casa

Sabemos de la existencia de extrañas fobias, pero ¿temerle a tu casa? Aunque no lo creas hay personas a quienes sí les da miedo su casa. Esta fobia se conoce como domatofobia y quienes padecen de este trastorno le tienen pánico a los edificios.

imagen 12009

Esta fobia se trata de un temor limitante, que impide a quienes lo padecen quedarse a solas dentro de un edificio o incluso simplemente entrar en él (no lo confundamos con la aprehensión por los espacios cerrados ya que esto se denomina claustrofobia), ya que los que sufren domatofobia temen a la casa en cuanto a ente, no a sentirse encerrados.

Este padecimiento, es un tipo de pánico o fobia del que se habla muy poco, aunque desde sus inicios la literatura de terror, se ha ocupado de este inquietante desasosiego ante ciertos edificios.

Como en la mayoría de las fobias, la causa más común es doble. Se comienza por sentir desasosiego en alguna etapa de la vida y luego esa ansiedad se asocia a una determinada vivienda, Después, el afectado comienza a evitar las casas en general y eso hace que cada vez les tenga más miedo.

Desafortunadamente, este no es el único tipo de trastorno psicológico relacionado con las casas. También está la oicofobia, descrito como el miedo irracional y enfermizo a lo hogareño y a todo lo que tiene que ver con el hogar. Otro miedo es la nostofobia, que podemos definir como el pánico irracional y enfermizo a regresar a casa.

imagen 22009.jpg

Por otro lado tenemos el miedo a cruzar la puerta de la casa, salir y enfrentarse al mundo exterior, que aunque suene increíble, es una de las fobias más comunes asociado con la ansiedad. Se conoce como agorafobia y se manifiesta mediante recurrentes ataques de pánico, cuando el individuo que lo padece se ve expuesto a todo lo que le teme en el mundo exterior. Generalmente va acompañado del miedo a las multitudes, a los puentes o a estar solo en espacios exteriores.

La raíz de todos estos miedo deriva de la inseguridad de no poder controlar una situación que tememos, es decir, cuando salimos a la calle podemos tener el control de nuestro comportamiento, pero es imposible tener el control sobre todos los demás elementos que nos rodean, como el tráfico, factores ambientales o climatológicos, entre otras cosas.

Todas estas situaciones pueden añadir un temor extra, a quien ya padece un miedo patológico o un trastorno de ansiedad.

FUENTE:

Muy Interesante

 

@LAGOTADERRAMADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s