Las lecciones de José Mújica

José Mujica, ex presidente de Uruguay, dejó grandes lecciones a la humanidad, a otros presidentes, y a quienes luchan por mantener el capitalismo vigente, pese a que ya da muestras de estar en sus últimos momentos.

Por algo este hombre solucionó grandes problemas en el país sudamericano, y lo volvió un país de primer mundo, aunque sin tantos recursos o avances tecnológicos.

  • Vivir de, por y para la democracia

Mujica afirma que es imposible gobernar en democracia, si los gobernantes no viven como el pueblo. En la mayoría de los países que se dicen democráticos, los presidentes y funcionarios viven en el lujo, con dinero del pueblo, y muy lejos de la realidad de la mayoría.

Mujica fue un presidente que se caracterizó por vivir de la manera más austera posible, demostrando que conocía las necesidades del pueblo, y que todos merecían vivir bien, no con lujos, pero con bienestar e igualdad.

  • No violencia

Mujica afirma que no puede gobernarse con violencia. Gracias a él, temas como la legalización de la marihuana, llegaron a buen término y con eso, los crímenes bajaron casi a cero.

Claro que mucho del trabajo se hizo en las escuelas, con educación pública digna, de calidad, maestros bien pagados y empleos, para que los más jóvenes no salieran a robar a la calle.

  • Acabar con el consumismo

La gran premisa del siglo XXI es trabajar para comprar, comprar lo que sea, al precio que sea y desesperadamente. Mujica afirma que cada cosa que compramos no nos cuesta dinero, sino horas de vida.

Austeridad, sencillez, una vida tranquila, disfrutar las cosas que realmente valen la pena, y no vivir en el vacío del lujo, son lecciones para que un país sea, antes que nada, feliz.

  • Aprender a convivir

No tiene que haber lucha, violencia o crimen, en un país donde cada uno tiene exacto lo que necesita, ni más ni menos, y lleva una vida tranquila y satisfactoria. En ese sentido, el reto para el mundo es difícil, la globalización nos ha llevado a vivir en la masificación, olvidando quiénes somos, qué queremos y qué nos debería importar en realidad.

  • El coraje de vivir

Mujica estuvo en prisión durante la dictadura uruguaya, durante 13 años. En ese tiempo cambió su perspectiva de la vida, descubrió cuáles eran las cosas que valían la pena, y cómo es que uno no puede elegir sus circunstancias, pero sí como sortearlas.

@lagotaderramada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s