Los jóvenes del siglo XXI perdieron la esperanza

Violencia, exposición mediática, frivolidades, competencia feroz, hambre, guerra, desastres naturales, y un mundo que se deshace a pedazos. Todo eso ha hecho que los jóvenes de todo el planeta vivan en un estado de desesperanza y desgano por la vida, algo incluso más fuerte que lo que sintieron quienes pasaron guerras mundiales o bombas atómicas….