Escándalos y corrupción en el Vaticano

El Vaticano es una ciudad-estado ubicada en Roma, conocida por estar relacionada con la Iglesia Católica y para muchos un lugar de armonía, paz y bondad.

Aunque ahí habita el Papa Francisco, el sitio se ha visto envuelto en escándalos que poco a poco han dañado su reputación.

Desde abusos sexuales hasta lavado de dinero, el Vaticano siempre ha dado de qué hablar, pero nunca dice nada al respecto, dando a entender que sólo son rumores, pero existen pruebas y testimonios que afirman lo contrario.

imagen 1

Uno de los mayores escándalos ocurrió en 2018, cuando la Corte Suprema del Estado de Pensilvania publicó un informe que relata casos de sacerdotes acusados de abuso sexual a menores tanto ahí como en el Vaticano.

Otro caso fue cuando Angelo Balducci dio a conocer una red de prostitución masculina en la que participaban sacerdotes, modelos, deportistas y algunos menores de edad.

Por otra parte, a finales de 2018 se dio a conocer que el empresario romano Angelo Proietti utilizó una cuenta abierta en el Instituto para las Obras de Religión, conocido como Banco del Vaticano, para ocultar dinero ilícito

Sin embargo, el tema más polémico son los casos registrados sobre abuso sexual hacia menores de edad por parte de sacerdotes y que el Vaticano ha intentado ocultar; se encontró pornografía infantil en las computadoras de la santa sede.

Pero eso no es todo, pues los sacerdotes también son vinculados con el mundo gay, y no es que sea malo ser homosexual, lo malo es que dan una cara falsa a las personas y las reprimen de su sexualidad.

A principios de 2019, el periodista Frédéric Martel escribió el libro Sodoma: “Poder y escándalo en el Vaticano”, el el cual relata una investigación de más de cuatro meses en donde, según testigos, el 80% de los curas son homosexuales y algunos esperan la noche para dejar su sotana e irse a lugares gays de Roma.

En 2015, el papa Francisco admitió que existe corrupción en el Vaticano, sin embargo, no dijo más palabras al respecto.

“No sólo en la política, en todas las instituciones, incluido el Vaticano, hay casos de corrupción. La corrupción es dulce como el azúcar, nos gusta y es fácil, pero después terminamos mal, terminamos como los diabéticos y nuestro país termina como diabético”.

@LaGotaDerramada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s