La nueva pandemia del agotamiento

el

Luego de más de un año de pandemia, trabajar y estudiar a distancia, la gente en general está agotada, sobrevienen la ansiedad, la depresión y el hartazgo. Estudiantes y trabajadores tuvieron que adaptarse a una nueva forma de vida, donde conviven en el mismo espacio y tiempo con el hogar y las responsabilidades.

Durante los últimos meses la pandemia ha potenciado el estrés de trabajadores y estudiantes, un día todos se encontraron con la noticia de un cierre indefinido y debimos aceptar la convivencia dentro de la casa.

Nos tuvimos que adaptar a horarios de trabajo poco definidos, debimos realizar las tareas escolares al mismo tiempo que las tareas domésticas. La línea divisoria entre una hora de entrada y una hora de salida se esfumó.

Mientras alumnos y trabajadores luchan por reconfigurar la línea divisora entre la vida privada y el resto de actividades, gerentes y profesores desempeñan un papel fundamental, garantizan la motivación de seguir laborando, de mantenerse en  clases, hacen ver a empleados y estudiantes que el esfuerzo realizado ha rendido frutos.

Karin Borchert, directora ejecutiva de Modern Hire, menciona que gerentes deben animar a sus empleados haciéndolos saber que están haciendo un buen trabajo. Los superiores desconocen la situación de sus subordinados. “Sabes, ¿cómo está su bienestar mental, su bienestar físico, el estrés personal? Sin meterse en los asuntos personales de la gente”. Es una labor titánica, pero necesaria para poder mantener un ritmo de trabajo adecuado.

Al coexistir el hogar con el trabajo, empleados y estudiantes, hacen malabares para poder desempeñar las actividades diarias. Se llega al caso en que los problemas personales se entrelazan con el trabajo o la escuela. El cansancio diario entro no saber distinguir entre la vida del hogar y el trabajo poco a poco acaba con las energías de trabajadores y estudiantes. “Estos son tiempos tan desafiantes, y no siempre sabes lo que [está sucediendo] detrás de alguien”, comenta Borchert.

Los problemas están ahí, quizá existan personas que no los expresan, pero estableciendo relaciones de confianza, empleados y estudiantes podrán abrirse con sus superiores si surge algún problema. Si alguien menciona alguna dificultad, es deber de jefes y profesores plantearse dentro de ese escenario y preguntarse si existe una solución.

“Yo diría que es necesario establecer esas relaciones [con los empleados] para comprender cómo le va a la gente”, dice Borchert. Y en la medida de lo posible reconocer que la demanda del tiempo de colaboradores y estudiantes es mayor día a día, al igual que ellos, el cansancio nos está acabando con mayor facilidad y lo peor es que ya no podemos llegar a casa y olvidarnos de los problemas porque ya estamos en ella.

Fuentes:

https://www.entrepreneur.com/article/370500

https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-36910429

https://www.termometroenlinea.com.mx/vernoticiasN.php?artid=85053#.YJHv8cBKjIV

Firma de Twitter:  @LaGotaDerramada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s